Panorama desde castillo Puebla 1 of 1

Extremadura ofrece una experiencia ornitológica extraordinaria. Es una región enorme con pocos habitantes y gran variedad de hábitats. Se encuentra en una de las rutas migratorias claves en Europa, y por eso hay gran diversidad de aves durante todo el año. También ofrece un número abundante de lepidóptera, de reptiles y de mamíferos. La región es más grande que Suiza, y sus dos provincias - Badajoz y Cáceres – son respectivamente la más grande y la segunda más grande en España. La densidad en habitantes humanos es muy baja – 26 por km cuadrado, en comparación Madrid tiene 8.000.

Extremadura tiene una gran variedad de hábitats - las zonas de regadío, los valles del Guadiana y del Tajo, los embalses más grandes de España, el monte mediterráneo, la dehesa, las zonas esteparias más extensas de Europa accidental y montañas de casi 2.500m. 

Vipers Bugloss 1 of 1A pesar de ser una región con una excelente infraestructura de carreteras y una densidad de tráfico que nos hace pensar en los años 50, Extremadura es poco conocida y incluso mal conocida en España. Prácticamente no tiene industria, y eso explica cómo se ha podido conservar una naturaleza bastante intacta. Las zonas que se clasifican como IBA - Important Bird Areas o Zonas de Importancia para las Aves - cubren el 74% del territorio, cifra récord en Europa.